Blog de ostippobiblioteca

3º ESO A

Cuéntame un cuento: "LA GRAN INVENCIÓN", por Ana María Reina Caballero

Escrito por ostippobiblioteca 09-06-2016 en Día del Libro. Comentarios (0)
CUENTO: “LA GRAN INVENCIÓN”

Hace unos años, en un pueblo medieval llamado Villahermosa vivían personas de distintas clases sociales. Una de ellas, la más conocida e importante eran los Montalbo, formada por un matrimonio y sus cuatro hijos, dos hijas y dos hijos. Así mismo, vivían en el mismo pueblo una familia pobre, los Villalba formada por un padre viudo y su hija Irene. El padre a pesar de lo pobre que era, le gustaba fabricar toda clase de inventos con objetos desgastados que él conseguía por la calle. Su hija Irene, trabajaba de empleada para la familia Montalbo, ella a pesar de no tener estudios, ni tener lo que deseaba, era feliz ayudando a su padre. Un día, Juan y su hija Irene estaban en su pobre casa cenando, cuando él le dijo que quería fabricar otro invento, que se hiciera conocido y que fuera de utilidad. Ella al ver a su padre tan ilusionado le apoyó. Juan se pasó varias semanas pensando en algo que fabricar, que diera la vuelta al mundo por su éxito. En el almuerzo, él encontró la idea de aquel invento que tanto tiempo llevaba buscando: un objeto que sirviera para orientar a los hombres cuando montaban a caballo por los alrededores, un objeto que indicara donde estaba el norte, sur, este y oeste. El hombre se pasó varios meses fabricando aquel extraño objeto formado por una ligera aguja que gira sobre el eje y que se logra orientar en una dirección gracias al campo magnético, éste le puso el nombre de brújula. Se pasó los siguientes días, casa por casa para vender aquel objeto, pero no resultó. La única esperanza que le quedaba era ir a la casa de la familia Montalbo, para ver si algunos de los dos hijos quisieran comprarla. Al abrir el portalón, el joven Eduardo vió a un hombre con ropa pobre que traía algo en sus manos, aquel muchacho lo dejó pasar y le preguntó qué a que debía su visita. Juan le estuvo contando su historia, cómo funcionaba y todos los mecanismos que tenía aquel objeto tan pequeño. A Eduardo le gustó tanto aquella historia que decidió comprarlo, y pagarle una gran cantidad de dinero por aquella brújula. Aquella noche, el joven Eduardo le enseñó aquel maravilloso mecanismo a su padre, pero éste le dijo que eso no iba a funcionar y que le había engañado. É l no le hizo caso y siguió pensando en que sí funcionaba. Al cabo de una semana, Eduardo tuvo que hacer un largo viaje a caballo hasta la ciudad más cercana. Durante el viaje, hubo una tormenta y Eduardo y los demás hombres se desorientaron, él se acordó de la brújula que servía para orientar a las personas con ayuda del sol. Entonces al sacar aquel objeto, la fecha se puso a dar vueltas hasta que le señaló el norte, la dirección a la que tenían que ir. Pasada una semana, Eduardo y hombres volvieron a Villahermosa. Al llegar, él fue corriendo a decirle a su padre lo que había pasado. El padre se quedó asombrado con aquella historia que le había ocurrido a su hijo. El padre al ver el gran invento que había fabricado Juan, le hizo una propuesta, él le construiría un taller donde poder seguir trabajando con sus inventos además del reconocimiento ante todo el pueblo por aquel extraordinario invento. Y así sucedió, al cabo de una semana fue el reconocimiento por aquel trabajo, vendió muchas brújulas para los hombres que montaban a caballo y así, gracias al dinero que ganó, pudo vivir en una casa más acomodada y darle dinero a su hija para sus estudios. Así, la brújula llegó a ser uno de los mejores inventos reconocidos en el mundo ese año.


Cuéntame un cuento - "IMAGINA UNA VIDA SIN...", por Elena Fernández Sivianes (3º A)

Escrito por ostippobiblioteca 18-05-2016 en Creatividad literaria. Comentarios (0)

Imagina una vida sin ruedas, sin cremalleras, sin engranajes... ¿Qué pasaría si los coches no tuvieran ruedas? ¿Qué ocurriría si los relojes no funcionaran hoy? Estas eran las preguntas que se hicieron un día Rodrigo y Carlota. Dos chicos adolescentes cuando iban de camino al cine.

-Carlota, ¿qué pasaría si los coches no tuvieran ruedas?-preguntó Rodrigo.

-¡Vaya ocurrencia! Dijo Carlota riendo.

-Dime, dime, ¡qué pasaría!-insistió Rodrigo

Carlota se quedó pensando y contestó-seguramente llevarían esquí.

-¡Tendría que estar siempre nevando! -le dijo Rodrigo.

-Pues entonces llevarían turbopropulsores.

-Bueno podía ser...

-¿Y si los relojes no funcionaran hoy? -preguntó Carlota.

-Tomarían la hora como antiguamente, por el sol declaró Rodrigo.

-Te has dado cuenta que ya no está el sol, ¿cómo sabemos cuándo empieza la película?

-Pues no sé, tendríamos que esperar y esperar pues ni ellos sabrían cuando proyectarla.

-¡Que desastre! Comeríamos cuando tuviéramos hambre y dormiríamos cuando tuviéramos sueño; ¡No sé, no me gusta la idea!

Llegaron a la sala de cine, compraron palomitas de maíz y refrescos, se acomodaron en sus asientos y esperaron a qué empezará la película, paso el tiempo pero no daba comienzo, el público se empezó a impacientar, la gente se movía, algunos en voz alta increpaban a los operarios los cuales dijeron que el mecanismo para ver la película había fallado porque no había electricidad por eso la gente se marchaban de la sala. Rodrigo y Carlota seguían esperando cuando de repente se apagaron las luces y todo quedó a oscuras. Ahora no podíamos ver la película, Carlota y Rodrigo decidieron volver a casa, su sorpresa fue ver que todo el pueblo estaba sin luz. Pasaron varios días y nadie tenía luz, el ayuntamiento había tenido un problema con el suministro eléctrico. Durante esos días Carlota y Rodrigo aprendieron a vivir como lo hacían antes de que existieran todos los avances tecnológicos que hay en la actualidad. Gracias a esa experiencia descubrieron todos los problemas que existen sin máquinas, mecanismos, ni electricidad, se dieron cuenta de la gran ayuda que tenemos en nuestra vida gracias a la tecnología. Vieron que los mecanismos eran fundamentales en nuestra vida hasta en el simple hecho de ver una película, ya que nos ayudan y contribuyen a mejorarla.